Vender piso en septiembre

Septiembre es el segundo enero del año, el mes de volver a empezar, de los propósitos para el próximo curso, de la vuelta a la rutina, etc. Por ello, puede que sea tu oportunidad perfecta para vender tu casa y encontrar al comprador idóneo. Así que, si te has preguntado cómo vender un piso rápido y por tu cuenta, estate atento a nuestros consejos para vender en septiembre (o en cualquier mes del año) tu vivienda.

Pero antes de nada, queremos informarte de que tienes un comprador seguro de pisos. Porque en Häus somos expertos inmobiliarios y tenemos el capital suficiente para hacer frente a la compra de tu vivienda. Nuestro proceso es sencillo, sin intermediarios, tan solo necesitas rellenar el formulario para valorar tu casa y nos pondremos en contacto contigo para hacerte una oferta. Si la aceptas, en tan solo siete días compraremos tu casa. ¡Y nos da igual el mes en el que la vendas!

 

Vender mi piso

Si has decidido vender tu piso, la primera cuestión a tener en cuenta es hacerte con la documentación necesaria para facilitar al comprador la venta. De este modo, agilizarás el proceso de venta y darás una muy buena imagen de confianza y profesionalidad a tu comprador.

Otra cuestión relevante es cómo elegir el precio de venta de una vivienda. Este aspecto es muy relativo, porque depende tanto del vendedor como de la situación del mercado inmobiliario actual. Se recomienda realizar un estudio de mercado a nivel general y, en concreto, de la zona o barrio donde se encuentra la vivienda que se pondrá a la venta. 

Después, tienes que poner el anuncio de piso en venta en diferentes plataformas web. Ya que, se trata de plataformas gratuitas a través de las cuales llegarás a muchas personas. Aunque, algunas de ellas tienen servicios que se contratan, previo pago, para anunciar tu piso y que aparezca entre los más destacados. Por cierto, no te olvides de colocar un cartel de “se vende” en el balcón de tu casa o en el portal de tu edificio. Avisa tanto a nivel cercano como externo de la venta de tu vivienda, y comunícaselo a tus familiares y amigos para que difundan la noticia. 

Planifica la visitas y haz un libro de visitas para tenerlas todas registradas. Al no depender de una agencia inmobiliaria necesitas estar disponible para cualquier llamada o visita. Por ello, es recomendable tener a punto tu casa para mostrarla. Ello implica tenerla ordenada y limpia, además de despejada. Intenta que los espacios sean diáfanos y evita el cúmulo de objetos innecesarios. Procura mostrar las ventajas de vivir en ella, indica si has hecho o se necesita hacer alguna reforma o mejora, habla sobre tu relación con los vecinos. Piensa que cuanto más cercano, natural y directo seas más confianza generas. Al final, buscan una vivienda y tienes que presentarles las cosas buenas. 

Si quieres, podemos pasar a ver tu vivienda y uno de nuestros expertos inmobiliarios puede tasarla. Así, conocerás su valor real en el mercado actual. Y si te interesa nuestra oferta, esperaremos hasta diez días para que la valores. ¡Y en una semana habrás vendido tu piso!