Ya sea si vives en un pequeño piso o una casa enorme y con jardín, vas a descubrir cómo decorar con plantas de interior todas las habitaciones de tu hogar para crear estancias confortables. Y, lo mejor, sin necesidad de cuidados específicos. Atentos a la selección Häus de plantas de interior duraderas

 

Plantas de interior grandes

Existen especies de plantas de interior de buen tamaño que puedes colocar en el baño, el pasillo o el salón. Algunas de ellas no necesitan luz solar directa, por lo tanto, son más duraderas independientemente del tamaño.

La pata de elefante o beaucarnea es una buena opción para el interior, es capaz de crear su propio depósito de agua, como los cactus, dentro del tronco. Procedente del desierto meridional de México soporta el ambiente reseco y su crecimiento es lento. Esta planta se beneficia de la luz directa y su riego es moderado. Te aconsejamos cultivarla en tiestos anchos para que el tronco pueda crecer en perfectas condiciones. 

Otra planta que puedes incorporar en tu vivienda es la cheflera, una especie originaria de Nueva Zelanda y Asia, perfecta para tenerla en casa. No necesita luz directa ni corrientes de aire, y se conserva en perfecto estado si las temperaturas no superan los 25ºC. No la riegues en exceso o sus hojas se volverán amarillas.

Por último, no nos podemos olvidar de una de las plantas de interior más conocidas, el ficus benjamina. Esta especie tiene la ventaja de que no necesita mucha luz, y la que le da tiene que ser indirecta. Se mantiene en perfecto estado entre los 13ºC y 24ºC, y agradece que se le pulverice a diario. Cuando tiene algún problema su reacción suele ser tirando las hojas. 

 

Plantas de interior resistentes y pequeñas

Una de las plantas de interior que menos cuidados requiere y qué más necesitas en tu día a día es, sin duda, el aloe vera. Te adelantamos que es rica en vitaminas y capaz de regenerar las células de la piel, además de ser una solución muy socorrida cuando tenemos pequeñas quemaduras. Su principal ventaja es que necesita poca agua y aguanta sin luz directa, aunque no conviene que esté a oscuras. Se puede regar cada dos semanas. 

El árbol de jade es también una planta muy llamativa para decorar el hogar. Es pequeña y fácil de conseguir, y solo necesita que la riegues cuando su suelo esté seco. No soporta el agua en abundancia y, por ello, es aconsejable comprobar con los dedos si la tierra está húmeda. Aunque es una planta de interior necesita mucha luz, así que, te recomendamos tenerla junto a la ventana. 

Y, por supuesto, no podía faltar el cactus. Una de las plantas más famosas para interior, ya que apenas requiere cuidados. Eso sí, para que perdure tendrás que tener en cuenta lo siguiente: en primavera se debe regar una vez cada 10 o 20 días, en verano una vez a la semana, en otoño una vez cada 10 días, y en invierno una vez cada 20 o 40 días. Recuerda que los cactus necesitan mucha luz solar y no soportan temperaturas inferiores a los 7ºC. 

 

Ahora que has descubierto el mundo de la decoración de interiores con plantas, y te hemos aconsejado las imprescindibles para tu hogar, tan solo te queda hacerte con ellas y darle un nuevo toque a tus estancias. ¿Te animas? Y si lo que necesitas es dónde ponerlas, busca una casa Häus o cambia de casa a una más grande de las que disponemos.